728x90 AdSpace

Breaking

[recent][ticker2]
9/20/2008

Oportunidades Perdidas e Intolerancia Política

En la Asamblea Nacional Constituyente del Ecuador, los ex - asambleístas hicieron de todo, menos lo que debían de hacer, la de tomar una decisión colectiva inamovible: todos debían renunciar a sus posiciones a favor de la concordia, la de alcanzar la verdadera democracia, la justicia y la libertad, la de no romper la convivencia entre los ecuatorianos, la de redactar una Constitución de Consenso.

Según la reseña histórica de la Constitución del Ecuador hemos tenido 19 constituciones y todas, incluyendo la que se va aprobar en el referéndum del 28 de septiembre, han sido fruto de la voluntad de la fuerza política mayoritaria, que imponía por ello sus criterios y su modelo a quienes estaban en minoría. Siempre fueron Constituciones de unos sobre de otros, o mejor dicho, de unos contra otros.
La discriminación política, la distinción entre amigos y enemigos, fueron y son uno de los principales rasgos de esta Asamblea Constituyente.
La Constitución debió elaborarse desde sus primeros esbozos únicamente desde la Asamblea Constituyente y por los representantes libremente elegidos por el pueblo, elaborando el anteproyecto constitucional abordando cuestiones de tanta envergadura como la unidad del Ecuador; la organización territorial; el reconocimiento o no de las distintas nacionalidades; el modelo de la enseñanza; el divorcio; el derecho de huelga; la propiedad privada; los derechos y libertades de los ciudadanos, etc.

El presidente de Gobierno debía haber luchado a brazo partido para conseguir implantar en Ecuador una democracia equiparable a cualquier de las democracias europeas. Es su responsabilidad llegar a la meta con un texto que sancione jurídicamente todo lo logrado y marque el camino del futuro. Si esta constitución no es de todos y para todos, él habrá fracasado.

Una Constitución rechazada por la izquierda, por la derecha y tachada de partidista, dará al traste con la esperanza de quienes creemos en un Nuevo Ecuador.

El espíritu de consenso que debió alumbrar nuestra futura Constitución, no surgió, como se ha visto, como resultado directo de la discordia y de la corrupta manera de hacer política nuestros dirigentes. Necesitamos líderes incorruptibles, dispuestos a abanderar una nueva forma de hacer política, lejos del compadreo y de las turbias componendas. Por eso siempre he creído que los problemas del Ecuador no es cuestión de Constituciones, sino de cambio de actitudes en nuestros políticos. Mientras no exista ese cambio no habrá Constitución que dure.

Para Nuestro Futuro
Todos Somos Necesarios
Oportunidades Perdidas e Intolerancia Política Reviewed by Manuel Guamán on sábado, septiembre 20, 2008 Rating: 5 En la Asamblea Nacional Constituyente del Ecuador, los ex - asambleístas hicieron de todo, menos lo que debían de hacer, la de tomar una ...

Etiquetas:

[Opinión][carousel1]