Slider

Desarrollemos la Bondad


Desarrollemos la bondad ejercitándonos en la práctica de la bondad.

Esta es una corta lista de acciones bondadosas que debemos incorporar en nuestra conducta y rutina diaria. Son indispensables, porque la bondad se alimenta únicamente con bondad y la luz se alimenta de vida virtuosa y acciones bondadosas y compasivas.
  1. Tratando a todas las personas de manera afectuosa y honesta.
  2. Siendo servicial con todos.
  3. Tratando a todas las personas con cariño
  4. Bendiciendo a las personas tanto a las que nos quieren como a aquellas que no nos quieren.
  5.  Orando para que a todos ellos les vaya bien, para que progresen, se curen, tengan un techo, y para que no sufran.
  6. Actuando, hablando y procediendo de manera que nuestras acciones generen felicidad, dicha y bienestar en los demás. Esto es muy importante, porque si con nuestras acciones causamos sufrimiento en los demás, no podremos generar felicidad en nosotros mismos.
  7. Expresándonos siempre con la verdad
  8. Expresando amabilidad.
  9. Realizando muchísimas acciones piadosas u obras de caridad todos los días.
  10. Siendo colaboradores con todas las personas, en todas partes.
  11. Bendiciendo a los Budas de todos los tiempos, ya que con sus enseñanzas, recibimos luz para estudiarnos y progresar en el sendero del desarrollo de las virtudes del alma.
  12. Pensando el bien, sintiendo el bien y haciendo el bien.
  13. Colocando el bienestar de los demás como una prioridad en nuestras vidas.
  14. En la relación con las personas, asumiendo siempre la actitud de que todas las personas son más importantes que nosotros mismos. Esto es necesario para acabar con una larguísima lista de oscurecimientos mentales.
  15. Abandonando la crítica y reemplazándola por palabras y actitudes cálidas, de apoyo, comprensión y colaboración.
  16. Respetando siempre las opiniones de los demás.
"No nacimos para vivir mal, todos nacimos para vivir bien y ser felices"
Podemos elevar la vida desde el punto de vista de nuestro entorno o condiciones físicas,emocionales, afectivas y desde el punto de vista de los recursos con que contamos. Sin embargo, el verdadero sentido de "calidad de vida" es de tipo psicológico y no existe auténtica calidad de vida mientras no eduquemos la mente en la virtud.

La mente no educada, no entrenada en la virtud, es un problema complicado para lidiar, es una carga pesada para llevar, es una lucha terrible.
Todos en alguno o muchos momentos de nuestra vida hemos sentido que somos enfermos mentales, aprisionados por los pensamientos que tenemos
y no queremos tener, por la emociones que no queremos tener y que sabemos que nos perjudican, atrapados por los hábitos que no queremos pero que no podemos o no sabemos como abandonar, enredados en los malos recuerdos, fruto de las malas experiencias que queremos borrar de nuestra mente, pero no lo conseguimos.

La mente es el timón del barco de nuestra vida; de ahí, que es indispensable educarla, entrenarla, sensibilizarla en la práctica o cultivo de la virtud, de la bondad, de la compasión, de la honestidad, del respeto, de la tolerancia, de la paciencia, de la comprensión del afecto, de la humildad, de la devoción, de la serenidad, de la cortesía, de la amabilidad y muchísimas virtudes más.

"Amansa tu mente y edúcala en el cultivo de toda virtud para que alejes de ti el sufrimiento" .
La mente crea alucinaciones y si no estamos atentos, estas se hacen imperceptibles, entonces cometemos errores gravísimos. De ahí, que
muchas personas entradas en años, digan al evaluar y juzgar su vida y sus experiencias: "He vivido mi vida de equivocación en equivocación"

Las alucinaciones de la mente son las miles de apreciaciones equivocadas y los juicios equivocados que ella hace de las personas,
los sucesos, la vida, las percepciones, las sensaciones, y la forma como rotula o etiqueta todo lo que vamos viviendo.
Nos creemos enamorados y después venimos a darnos cuenta de que no es cierto, afirmamos poseer la razón y mas tarde descubrimos que solo fue
una fantasía más, decimos yo no soy así y posteriormente caemos en cuenta de que si somos así, tomamos una decisión creyendo que es lo mejor y después nos damos cuanta de que procedimos torpemente.

La mente sin entrenamiento en la virtud es mal educada, engañosa, mentirosa, insensible, cruel y egoísta.

La mente educada en la virtud, entrenada en la compasión, en la tolerancia, en el espíritu afectuoso, en la honestidad y el amor a todos los seres humanos, es la solución a nuestros problemas y sufrimientos.

Cultivando la bondad en la mente empezamos a elevar nuestra calidad de vida,y a establecer nuevas leyes que han de regir nuestras vidas.
Todo acto de amor es una manifestación de bondad y todas las expresiones de bondad crean méritos por que son buenas acciones.

La bondad es la puerta que nos permite empezar a construirnos como verdaderos seres humanos.

Reflexiones

Citas Geniales
©MANUEL GUAMAN Todos los Derechos Reservados
Diseñado por Euroconecta