Slider

Burla del Estado de Derecho



Es importante hablar sobre el Estado del Derecho porque somos víctimas de un Estado de Derecho que es una burla sobre todo para las personas mas humilde. Como decía Gandhi: "La causa de la libertad se convierte en una burla si el precio a pagar es la destrucción de quienes deberían disfrutar la libertad". A muchos ecuatorianos se les a vulnerado derechos esenciales como la presunción de inocencia o el secreto de sumario. Pero no les importa. Los partidos o movimientos políticos que en realidad son los que gobiernan se han hecho dueños de los valores y conceptos democráticos para utilizarlos a su antojo, mientras la sociedad ecuatoriana miran para otro lado.

Hemos luchado y seguimos luchando por una justicia independiente que hoy se instrumentaliza al servicio de objetivos electoralistas y personales. Hemos defendido una democracia que hoy no reconoce nuestro derecho a discrepar. Ha sido adalid de una libertad que hoy niega, injustamente, nuestro derecho a disfrutarla.

Lo peor es que el Gobierno del Ecuador asiste impasible y hasta complacida a la degeneración del Estado de Derecho que dice defender. Sabemos que no hay necesidad de buscar palabras solemnes para defender la democracia, la justicia o la libertad, bastaría con hacer un ejercicio de responsabilidad, pero esta actitud viene acompañada por el talento y, como dijo Platón en boca de Sócrates: "Donde se aprecia la riqueza no hay lugar para el talento". Ése es el cáncer de todo sociedad: la riqueza o el deseo irrefrenable de alcanzarla adormece la responsabilidad de los ciudadanos.

A partir de esta situación la sociedad dominante mira hacia otro lado, hace oídos sordos a la vulneración de derechos civiles fundamentales y quienes padecen la pérdida de libertad, terminan siendo "acusados de todo, y de oponerse a la democracia". Y esto no lo decimos nosotros, también fue Platón quien avisaba cómo una democracia débil conduce a la demagogia en manos de políticos que se hacen pasar por defensores del pueblo y prometen devolver el orden y la justicia en nombre del Estado de Derecho. En este sentido, los políticos y los gobiernos de turno del Ecuador, incluyendo éste sigue instrumentalizando la justicia en contra de personas, medios de comunicación o ideologías incómodas porque actúan con un sentido crítico e independiente que descubre las miserias del poder establecido. Sólo hay que ver lo que pasa en las instituciones de Justicia, (Corte Suprema de Justicia, Tribunal Constitucional, Juzgados, etc.) donde nadie parece dispuesto a reflexionar sobre el legado filosófico-jurídico de William Blackstone: "Preferible es que diez culpables escapen a que un inocente sufra" y hacen valer, por la fuerza el imperio de la ley (su ley ), lo temido y expresado por Blas Pascal: "La fuerza sin justicia es tiranía".

¿Quién juzga a los jueces injustos?, muchas veces auspiciados por las Instituciones de Justicia y con el aplauso del gobierno de turno. Y todo ello en medio del incipiente, pero el deterioro democrático es de tal magnitud que sólo los ilusos, soñamos con esa Arcadia feliz.

A la vista está el pago que se recibe por este sueño de justicia. Hoy, una mayoría de esa sociedad celebra día a día detenciones de hombres inocentes en nombre de la ley, que muchas veces ni siquiera son juzgados, pero que los mantiene privados de su libertad, y que en nombre de la libertad renuncia a ser el que tiene que ser, con lo que ya se ha matado en vida: Su existencia consistirá en una perpetua fuga de la única realidad que podía ser".Esto no es un consuelo, sino una realidad turbadora. Si dejamos de ser quienes debemos ser..., ¿qué nos queda? NADA. Por ello, por todos los que, padecen la fuerza de una justicia injusta, habrá que seguir luchando para evitar que los tiranos terminen imponiendo un Estado de Derecho que es una burla.
Desde la libertad ..., podemos enviar un fuerte abrazo para quienes pueden presumir de su libertad de espíritu.

Reflexiones

Citas Geniales
©MANUEL GUAMAN Todos los Derechos Reservados
Diseñado por Euroconecta